La historia

Las fuerzas británicas derrotan a los Patriots en la Batalla de Brooklyn

Las fuerzas británicas derrotan a los Patriots en la Batalla de Brooklyn


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Durante la Revolución Americana, las fuerzas británicas al mando del general William Howe derrotan a las fuerzas patriotas al mando del general George Washington en la Batalla de Brooklyn (también conocida como la Batalla de Long Island) en Nueva York.

El 22 de agosto, el gran ejército de Howe aterrizó en Long Island, con la esperanza de capturar la ciudad de Nueva York y hacerse con el control del río Hudson, una victoria que dividiría a las colonias rebeldes por la mitad. El 27 de agosto, los Abrigos Rojos marcharon contra la posición de los Patriotas en Brooklyn Heights, venciendo a los estadounidenses en Gowanus Pass y luego flanqueando a todo el Ejército Continental. Howe no siguió el consejo de sus subordinados y asaltó los reductos en Brooklyn Heights, y el 29 de agosto el general Washington ordenó una brillante retirada a Manhattan en barco, salvando así al Ejército Continental de la captura.

En la Batalla de Brooklyn, los estadounidenses sufrieron 1.000 bajas por la pérdida británica de sólo 400 hombres. El 15 de septiembre, los británicos capturaron la ciudad de Nueva York.

LEER MÁS: Guerra revolucionaria


Nueva Jersey en la Revolución Americana

Como lugar de muchas batallas importantes, New Jersey fue fundamental en el revolución Americana y la victoria final de los colonos estadounidenses. Este importante papel le valió el título de Encrucijada de la revolución americana. [1]

No toda la población de Nueva Jersey abogó por la independencia. El gobernador William Franklin, el hijo ilegítimo de Benjamin Franklin, era un leal que apoyaba la Ley del Timbre. Muchos de los colonos habían emigrado de Inglaterra y tenían un sentido de lealtad hacia el Rey de Inglaterra y el gobierno inglés. El 8 de enero de 1776, el gobernador Franklin fue arrestado por oponerse a la Revolución. Otros, como los esclavos, se unieron a los británicos a cambio de promesas de libertad. Por ejemplo, el coronel Tye era un esclavo que escapó y se unió al ejército británico, liderando constantes incursiones contra la gente de Nueva Jersey. [2]

A lo largo de la Guerra de la Independencia, hubo muchos enfrentamientos entre estadounidenses y británicos dentro de la colonia de Nueva Jersey. En total, hubo 296 enfrentamientos que ocurrieron dentro de Nueva Jersey, más enfrentamientos que los que ocurrieron en cualquier otra colonia durante la guerra.


Historia 20 Trabajo de investigación

George Washington - Batalla de Brooklyn

El camino hacia la revolución se desarrolló lentamente con el tiempo en Estados Unidos, creando eventos clave esenciales de izquierda y derecha en la historia que estaban siendo apoyados por el creciente deseo de independencia del dominio británico. Uno de esos procedimientos que mancharon la historia incesantemente fue la Batalla de Brooklyn Heights, también conocida como la Batalla de Long Island. Menos de dos meses después de que se escribiera la Declaración de Independencia, esta disputa tan esperada comenzó el 27 de agosto de 1776. El Boston Tea Party fue solo un pequeño obstáculo en el camino para los británicos porque a pesar de que se vieron obligados a salir de Boston, examinaron detenidamente nueva tierra en Manhattan. En este momento de la historia donde la independencia aún estaba siendo cuestionada, las fuerzas británicas derrotaron tristemente a los patriotas bajo el gobierno del general George Washington, convirtiéndolo en los primeros estadounidenses perdidos que tuvieron que enfrentar en esta guerra por la libertad.

Según el sitio web Sons of the Revolution & # 8217s, cuando las leyes del té de Boston hicieron que los británicos evacuaran la ciudad el 17 de marzo de 1776, el general de la colonia estadounidense, que de hecho era George Washington, adivinó hacia dónde intentaban apuntar los británicos. El general Washington adivinó apropiadamente al anunciar que el próximo objetivo sería Nueva York. George Washington inició sus movimientos estratégicos trasladando a 19.000 soldados a lo que hoy se conoce como Manhattan. Aunque se consideraba que George Washington no estaba calificado, sabía que si perdía su ejército durante la batalla, significaría que la Revolución de Estados Unidos llegaría a su fin.

Los fuertes se construyeron el mes de junio en el norte de Manhattan y en Brooklyn Heights al otro lado del East River en Long Island. Un número de 400 barcos que transportaban a 32.000 británicos llegaron a la isla con la intención de invadir, tal como sospechaba Washington. En la madrugada del 27 de agosto, los británicos comenzaron a atacar los piquetes estadounidenses que estaban estacionados cerca de la taberna Red Lion que se encuentra en una intersección en Brooklyn.

David Smith habla en su libro & # 8220Nueva York 1776: la primera batalla de los continentales y # 8221 cómo el Ejército Continental era superado en número y se sabía que nunca había librado una batalla contra tropas establecidas y experimentadas, por lo que no tuvieron más remedio que retirarse a la mitad del día sobre lo que hoy se conoce como Long Meadow y por First Street. La casa de Old Stone fue a donde huyeron, pero era una trampa. Los británicos iban un paso por delante y habían enviado a 10.000 soldados a la casa de Old Stone con la esperanza de atraparlos.

El Ejército Continental se reagrupó y se retiró a lo que hoy se conoce como el Puente de Union Street. Se las arreglaron para escapar del ejército británico que intentó atraparlos cruzando el puerto desde el desembarco del ferry de Fulton en el Bajo Manhattan. Los británicos, como puede ver, ganaron la Batalla de Brooklyn, pero no olvide que debido a que el Ejército Continental pudo partir de manera segura, los estadounidenses luego vieron la Revolución Americana como un éxito cuando ganaron (Sam W. Galowitz)

¿Qué ha cambiado desde la Batalla de Brooklyn o la Batalla de Long Island? Ciertamente, los vecindarios son mucho más diferentes ahora, porque cuando miras a tu alrededor, por supuesto, no puedes ver las tropas británicas y las tropas estadounidenses, pero puedes imaginar la guerra que tuvo lugar hace siglos.

Un día, cuando sienta curiosidad por los puntos importantes en los que tuvo lugar esta guerra, vaya al Pase de batalla y observe las placas montadas allí en East Drive, y simplemente camine por Brooklyn. Visite la Old Stone House, que fue fundamental para la Batalla de Brooklyn y participe en algunos de los eventos que se llevan a cabo allí, o visite theoldstonehouse.org. También te sorprendería saber que Trader Joe's en Brooklyn es un lugar donde tuvo lugar parte de la batalla.

Bibliografía

Galowitz, Sam W.La guerra revolucionaria, la batalla de Brooklyn: la batalla de Long Island: la batalla crucial de la revolución donde los estadounidenses fueron derrotados decisivamente, pero
Creó la base para ganar la guerra. Filadelfia: Xlibris Corp, 2007. Imprimir.

Este libro me proporciona información básica sobre la Batalla de Brooklyn y los hechos y fechas de lo que realmente sucedió al comienzo de la Guerra Revolucionaria.

Smith, David. Nueva York 1776: The Continentals & # 8217 First Battle. Oxford: Osprey Pub, 2008. Recurso de Internet.

Este libro me proporciona información principalmente centrada en los británicos y la batalla de Brooklyn y los eventos de lo que los británicos intentan hacer para conquistar Nueva York.

Schecter, Barnet. La batalla por Nueva York: la ciudad en el corazón de la revolución estadounidense. Nueva York: Walker & amp Co, 2002. Print.

Este libro me proporcionará más información sobre los acontecimientos que siguieron a la Batalla de Brooklyn y qué hizo George Washington con su ejército una vez que huyeron de los británicos hacia Manhattan.

& # 8220The Old Stone House. & # 8221 The Old Stone House Inicio Comentarios. N.p., n.d. Web. 16 de abril de 2013.

Este sitio web me proporcionará información sobre la antigua casa de piedra, que se utilizó como lugar de reunión para los patriotas durante la Batalla de Brooklyn Heights.

& # 8220 Hijos de la Revolución en el Estado de Nueva York Inc. & # 8221 Hijos de la Revolución en el Estado de Nueva York Inc. N.p., n.d. Web. 16 de abril de 2013.

Este sitio web me proporcionará más información sobre la Batalla de Brooklyn y también sobre la placa de los Hijos de la Revolución que se puede encontrar en la Universidad de Long Island en Brooklyn que honra a aquellos que lucharon en la batalla.


La batalla de Sag Harbor en la guerra por la independencia

Monumento en el sitio de la batalla de Sag Harbor en Long Island. Dedicado el 23 de mayo de 1902.

Long Island fue una zona de guerra durante la Revolución Americana. A veces, con el endurecimiento del control militar británico sobre la ciudad de Nueva York y sus alrededores, la gloriosa causa de la independencia pareció convertirse en una causa perdida para los patriotas locales y el ejército estadounidense.

Una gran batalla terminó con la derrota de los Patriots en las alturas de Guan. El general George Washington y su ejército apenas escaparon de la captura a través de la niebla de la noche. Miles de estadounidenses sufrieron enfermedades e infecciones debido a las deplorables condiciones en los barcos prisión británicos anclados en Wallabout Bay. Muchos murieron y sus restos fueron depositados en tumbas de agua. Más al este, las granjas y bosques de Long Island fueron testigos de actividades clandestinas de una red de espías rebeldes que se extendió hasta Setauket, mientras que los frecuentes enfrentamientos entre ciudadanos leales y patriotas, muchos de ellos de las mismas familias, resultaron en la muerte. Las escaramuzas e incursiones que involucraron a milicias rivales, el ejército continental, los regulares británicos y los mercenarios de Hesse cubrieron las llanuras y sondearon las costas desde Hempstead hasta Montauk.

Las incursiones patriotas en los puestos de avanzada de la corona en la isla se iniciaron en Connecticut. Los estadounidenses cruzaron Long Island Sound por la noche. Navegaron por las bahías y ensenadas de la costa norte, marcharon silenciosamente para evitar ser descubiertos y penetraron en las fortificaciones a lo ancho y largo de la isla. A lo largo de la guerra, las atrevidas excursiones generaron varios resultados gratificantes para la causa estadounidense.

La batalla de Sag Harbor poseía estas mismas tácticas. Sin embargo, en esta pelea, los Patriots enfrentaron el desafío de duelo de negociar las bifurcaciones gemelas al final de Long Island.

Incursión de Sag Harbor

La batalla de Sag Harbor, también conocida como Meigs Raid, fue una respuesta a una exitosa incursión británica en un depósito de suministros Patriot en Danbury, Connecticut, durante finales de abril de 1777. La batalla de Ridgefield fue parte de esa campaña. Asociado con esta batalla está el célebre viaje de Sybil Ludington, de 16 años, para convertir a las milicias patriotas y el heroísmo del general Benedict Arnold en el lado estadounidense.

La retribución de Long Island fue organizada en New Haven por el general de brigada Samuel Holden Parsons. Según su informe al general Washington, una fuerza de 234 hombres de varios regimientos se reunió en New Haven bajo el mando del coronel de Connecticut Return Jonathan Meigs. Las tropas remaron 13 botes balleneros hasta Guilford el 21 de mayo. El mar embravecido y los fuertes vientos impidieron que la fuerza cruzara Long Island Sound hasta la tarde del 23 de mayo. Dos balandras armadas y una balandra desarmada acompañaron a los asaltantes. Solo 170 llegaron cerca de Southold en North Fork de Long Island aproximadamente a las 6 p.m.

Las tropas británicas habían ocupado Sag Harbor en South Fork de Long Island desde la batalla de Long Island de agosto de 1776 (también conocida como la batalla de Brooklyn). Se había establecido una fuerte posición defensiva en Meeting House Hill. Earthworks protegió a unos 70 soldados adjuntos a la unidad leal del teniente coronel Stephen De Lancey (la ortografía familiar también aparece como de Lancy y Delancey). Estas tropas estaban bajo el mando del capitán James Raymond. Los barcos de la Royal Navy que patrullaban el extremo este de Long Island Sound obtenían provisiones de Sag Harbor cuando estaban anclados en la cercana bahía de Gardiner.

Tras su llegada a Southold, el coronel Meigs exploró el área. Se enteró de que la mayoría de los soldados británicos habían sido enviados a la ciudad de Nueva York y que solo la pequeña fuerza de los leales a De Lancey permanecía en Sag Harbor. Los hombres de Miegs llevaron 11 de los botes balleneros a través de North Fork de la isla para llegar a una de las bahías entre las dos bifurcaciones. Los barcos fueron relanzados con 130 hombres remando hacia Sag Harbor. A la medianoche, los Patriots aterrizaron a unas cuatro millas del puerto. Meigs formó a sus hombres para la corta marcha, llegando al puerto alrededor de las dos de la mañana.

El comandante luego dividió su fuerza. Un destacamento irrumpió en los movimientos de tierra en la cercana Meeting House Hill. El segundo destacamento de unos 40 hombres fue asignado para destruir barcos británicos y eliminar o capturar provisiones.

El ataque al cerro se llevó a cabo en silencio con bayonetas fijas. Según los informes, un soldado sólo disparó un tiro. En el paseo marítimo, una goleta británica de 12 cañones abrió fuego contra los estadounidenses mientras quemaban los barcos. Doce barcos fueron destruidos. Se mataron a seis leales. Los estadounidenses no sufrieron bajas. Los asaltantes agarraron a 53 prisioneros en la guarnición y 37 en el muelle. Los prisioneros fueron evacuados a Connecticut.

Consecuencias y hoy

La victoria en Sag Harbor marcó el primer éxito estadounidense significativo en el estado de Nueva York desde que la ciudad de Nueva York y Long Island habían caído en manos de los británicos. Las operaciones adicionales de Patriot, incluidas las redadas y la red de espías de Washington, continuaron en Long Island durante el resto de la guerra.

En reconocimiento a su éxito, el Coronel Meigs fue galardonado con “una espada elegante” por el Segundo Congreso Continental. Una piedra conmemorativa de la batalla fue colocada en el sitio el 23 de mayo de 1902.

Hoy, la colina que fue ocupada por la guarnición leal y atacada por los patriotas es un cementerio local. Muchas lápidas datan de finales de 1700 y un número considerable de enterrados son Patriotas locales. En el lugar de la batalla, al bloquear las intrusiones modernas, un visitante puede contemplar la pendiente de la propiedad y visualizar la lucha por la independencia que tuvo lugar aquí hace casi 250 años.

Mike Virgintino es el autor de Freedomland EE. UU..: La Historia Definitiva, la historia sobre el parque temático de Estados Unidos publicada por Theme Park Press. Se puede encontrar en Amazon, eBay, Goodreads y Barnes & Noble. Simplemente haga clic en la imagen para obtener un enlace directo a Amazon.

Una lista de los soldados de la Guerra Revolucionaria enterrados en el cementerio.

Una lápida para un soldado de la Guerra Revolucionaria en el sitio de la Batalla de Sag Harbor.

La batalla de Sag Harbor al final de Long Island ocurrió en esta colina que es el lugar de descanso final de los patriotas locales que lucharon por la independencia.


Batalla de Brooklyn recordada en el cementerio Green-Wood

PARK SLOPE - La batalla de Brooklyn & # 8212 quizás el evento más histórico en el distrito & # 8212 puede no ser ampliamente conocido, pero siempre es recordado por algunos.

Los aficionados a la historia y otros neoyorquinos conmemoran la batalla cada año en el cementerio Green-Wood con una recreación de la guerra de la Guerra Revolucionaria de 1776. Este año, la recreación tuvo lugar el 25 de agosto.

Bob Furman, presidente del Brooklyn Preservation Council, que tiene su sede en Bay Ridge, dice que la Batalla de Brooklyn fue "quizás el evento más importante que tuvo lugar en Brooklyn, y a menudo se subestima".

“La guerra podría haberse perdido allí. No hay mucha investigación en términos de dónde fueron enterrados los soldados de la Guerra Revolucionaria en el distrito de Brooklyn, y hay muchas lagunas en el registro histórico ”, dijo Furman. "Si corrige el registro, le da a la gente la oportunidad de conmemorar lo que se ha perdido y lo que siempre será recordado".

Con la oportunidad de aprender, recordar y honrar el sacrificio de los Patriots, cientos de familias de Nueva York y aficionados a la historia asistieron una soleada tarde de domingo para la recreación y el desfile en el cementerio Green-Wood.

Junto con la recreación de la batalla de British vs. en Brooklyn y el sitio de un campo de batalla sagrado.

Kylie Backowski, de 9 años, vino del Upper West Side de Manhattan con sus padres. Ella les había dicho que quería ver la recreación de la Batalla de Brooklyn después de enterarse de la Guerra Revolucionaria en la escuela.

“Quería ver la recreación de mi cumpleaños. Aprendí que los británicos ganaron la batalla, pero los Patriots ganaron la Revolución ”, dijo Kylie, resumiendo la historia. "También me gustó ver disparar los grandes cañones".

En la ceremonia, Michael Crowder, historiador del Instituto de Estudios Thomas Paine de Iona College, pidió a la audiencia que se preguntara qué significa conmemorar.

“El significado va incluso más allá de reconocer y recordar el pasado y nuestra historia”, dijo Crowder.

“Si bien la conmemoración es el acto de recordar y celebrar, es más que eso. La práctica revela cómo entendemos colectivamente el presente. La historia como colaboración es la lente con la que le damos sentido a un estadounidense moderno en disputa ... Nos recuerda que la forma en que damos forma a nuestro pasado es la forma en que simultáneamente damos forma a nuestro futuro ".

Los católicos jugaron un papel en la batalla de Brooklyn en ambos lados. El ejército británico había reclutado a soldados católicos romanos en sus filas porque estaba teniendo dificultades para conseguir soldados, según el South Brooklyn Post.

En el lado estadounidense, los católicos lucharon como "Marylanders", también conocidos como Maryland 400. Eran una pequeña parte del 1er Regimiento de Maryland de la colonia católica, que en ese momento estaba dirigido por el gobernador Charles Carroll, un prominente católico y el homónimo de Carroll Garden, quien fue uno de los firmantes de la Declaración de Independencia.

Mientras mantenían a raya a los británicos, los habitantes de Maryland sacrificaron sus vidas cerca del sitio de Old Stone House, una granja holandesa del siglo XVII en Park Slope, según el New York Times. Proporcionaron una distracción, mientras que el general George Washington y el resto del ejército colonial se retiraron a Brooklyn Heights y, finalmente, a Manhattan y al valle de Hudson.

Si bien se desconoce la ubicación exacta de los restos de los 400, el regimiento es honrado en Old Stone House y con monumentos en Prospect Park y Green-Wood Cemetery en la cima de Battle Hill.

La Batalla de Brooklyn, a veces conocida como la Batalla de Long Island, se libró el 27 de agosto de 1776 y se considera uno de los eventos más importantes de la Guerra Revolucionaria.

“Fue la batalla más grande de la Guerra Revolucionaria y la más costosa en términos de los desaparecidos. Fue la primera vez que los estadounidenses se enfrentaron cara a cara con los británicos, y la primera batalla después de que se firmó la Declaración de Independencia ”, dijo a The Tablet Jeff Richman, historiador del Green-Wood Historic Fund.

A fines de agosto de 1776, miles de tropas británicas dirigidas por el general William Howe llegaron a Long Island con el objetivo de capturar la ciudad de Nueva York y obtener el control total del río Hudson.

Los soldados de Red Coat marcharon contra los Patriots en Brooklyn Heights y en áreas del Gowanus Pass, incluyendo lo que ahora es Cobble Hill y Carroll Gardens.

Los británicos flanquearon al Ejército Continental, pero las tropas de Howe no lograron asaltar los fuertes [reductos], lo que permitió a Washington retirarse a Manhattan, evitando la pérdida total del ejército colonial.

"Este regimiento mantuvo a raya al ejército británico el tiempo suficiente para que Washington y sus colegas escaparan", dijo Maggie Weber, directora de educación de Old Stone House. “Sin eso y el posterior clima lluvioso, el general Howe y las fuerzas británicas fueron lentos y reacios a avanzar y capturar al ejército de Washington.

"Washington pudo escapar y retirarse durante la tormenta", dijo. “Habría sido una guerra de un día si eso no hubiera sucedido. Esta es una historia sobre un ejército de ocupación que llega desde hace mucho tiempo y trata de arrebatarle a la población local ".


El Maryland 400 perdió una batalla pero ayudó a ganar una guerra. El 4 de julio, debemos recordar su sacrificio

En algún lugar profundo de las bulliciosas calles de Brooklyn, Nueva York, se encuentran los restos de quizás los soldados ciudadanos más importantes, aunque más olvidados, de la historia de Estados Unidos: los heroicos jóvenes de Maryland cuya misión suicida contra un abrumador ejército británico el 27 de agosto. 1776, compró el precioso tiempo necesario para que el general George Washington y el ejército continental escaparan de una aniquilación segura y de un probable final de la revolución.

Apenas seis semanas después de la firma de la Declaración de Independencia, la valentía de este Regimiento de Maryland y mdash que han sido comparados, tanto por comentaristas contemporáneos como por los más recientes, con los 300 espartanos en las Termópilas en 480 a. C. y mdash galvanizó al joven país en una vez que lo necesitaba desesperadamente. Y, sin embargo, su historia se ha perdido en gran medida en la historia desde entonces.

En julio de 1776, los británicos, enfurecidos por su humillación en Nueva Inglaterra, desplegaron la armada más grande de la historia militar. Su misión: destruir al Ejército Continental, capturar al general Washington y sus oficiales, someter el levantamiento colonial y restaurar el orden.

Liderados por sus líderes militares con más historia, el general William Howe y su hermano el almirante Richard Howe, los británicos desembarcaron en Nueva York con más de 30.000 soldados y un número considerable de mercenarios de Hesse. Atacaron un Washington superado, maniobrado e inexperto a fines de agosto en Brooklyn y rápidamente rodearon al Ejército Continental en los flancos este, oeste y sur. Con 475 barcos británicos anclados en el East River a espaldas de los estadounidenses, la pregunta para Washington no era: ¿escapan? Pero podría ellos escapan?

Al apoderarse de todo lo que pudiera flotar, la única esperanza de Washington era utilizar la fuerte corriente del East River y un inesperado manto de niebla a su favor y evacuar a tantos hombres como fuera posible de Brooklyn Heights a la seguridad de Manhattan antes de que los británicos pudieran movilizar y reposicionar a su Armada. Washington se estaba quedando rápidamente sin tiempo para retirarse y la Revolución Estadounidense estaba a punto de extinguirse.

El Primer Regimiento de Maryland se desplegó para llevar la retaguardia y, al percibir un desastre inminente, hizo lo impensable. Reuniendo a los 400 hombres restantes, el mayor Mordecai Gist los dirigió hacia la enorme fuerza de guerra británica. Creyendo que el comandante general británico estaba estacionado en una casa de piedra en el centro del ejército y rsquos, el regimiento sorprendió a la abrumadora fuerza de guerra británica con un asalto inesperado y dirigido. Los habitantes de Maryland atacaron a los británicos seis veces, perdiendo decenas de hombres con cada oleada, luego se reagruparon y se lanzaron una y otra vez contra los aturdidos británicos, en lo que se puede describir mejor como una sangrienta pelea callejera.

Al final, solo un puñado de residentes de Maryland lograron escapar, la mayoría fueron asesinados. El resto fueron capturados o heridos de muerte. Washington se puso a llorar al ver la valentía desinteresada de sus jóvenes soldados. Se le oyó llorar: "¡Dios mío!" ¡Qué valientes hombres debo perder este día! & Rdquo

Pero los jóvenes patriotas habían logrado desviar la atención británica el tiempo suficiente para que Washington y el ejército escaparan. Los británicos encontraron Brooklyn Heights abandonado.

Entonces, ¿quiénes eran estos jóvenes soldados que hicieron el mayor sacrificio para garantizar la libertad de las generaciones futuras? ¿Qué los motivó? ¿Por qué no se celebra más este momento crucial?

Cuando comencé la investigación para mi libro Salvando Washington, Asumí que el regimiento era una unidad altamente entrenada de soldados probados en batalla. La realidad fue casi tan asombrosa como la batalla.

Los jóvenes voluntarios eran una muestra representativa de la colonia de Maryland: ricos comerciantes e hijos rsquo, trabajadores portuarios, escolares y jóvenes negros libres y esclavizados. Del regimiento original de 1200 hombres, solo cuatro tenían entrenamiento militar formal. Al principio de la guerra, Washington tuvo dificultades para evitar que los alistados huyeran cuando escucharon los primeros disparos de la batalla, y mucho menos para mantener la disciplina como unidad de combate. Es difícil imaginar que la devoción de estos niños de Maryland no entrenados ni probados podría llevarlos más allá de sus miedos personales.

Recordé que me habían enseñado en la escuela que la Revolución Americana fue provocada por la carga fiscal impuesta a los colonos, lo que enfureció particularmente a la clase mercantil. Los comerciantes respaldaron cada colonia y las milicias rsquos y los regimientos estatales, esencialmente financiando la revuelta.

Pero los adolescentes no se sacrificarían por los impuestos. La investigación realizada por el Archivero del Estado de Maryland sugiere que la presión de los compañeros, el sentido de la aventura y el creciente sentimiento anti-británico influyeron en la razón por la que los jóvenes se alistaron. Mordecai Gist, quien dirigió Maryland 400, incluso nombró a sus dos hijos Independientes y Estados. Pero existe evidencia de que también fueron impulsados ​​por una motivación aún más profunda. En muchos círculos religiosos, el Nuevo Mundo era un código para la Nueva Jerusalén. El concepto de que Estados Unidos era especial y que fueron elegidos por Dios para crear y defender un nuevo tipo de país, fue predicado incesantemente. Eran hijos de God & rsquos, no King & rsquos, y se les enseñó a rechazar a los líderes corruptos e inmorales. Este tamborileo fue escuchado y profundamente absorbido por estos jóvenes. Los muchachos de Maryland 400 creían que estaban luchando con un propósito divino.

Entonces, ¿por qué no se ha celebrado este dramático acto de heroísmo como uno de los mejores momentos de Estados Unidos?

Celebramos a nuestros ganadores. Las batallas ganadas. Nuestros equipos de campeonato. Las medallas de oro ganadas.

A pesar de que la Batalla de Brooklyn fue la batalla más grande y sangrienta de la Revolución Americana, los estadounidenses fueron completamente derrotados. Un Washington humillado casi pierde la guerra ese día. No fue un momento de celebración, sino de desesperación. Un momento que el país quiso olvidar.

Pero en un sentido más amplio, el sacrificio de Maryland 400 & rsquos en este momento más crucial en la historia de Estados Unidos ahora brilla a través de la densa niebla de la historia. Como los legendarios espartanos de las Termópilas, los héroes más importantes de Estados Unidos, pero los más olvidados, deberían servir como faro y un recordatorio esclarecedor de la devoción desinteresada del verdadero patriotismo.


Superado y flanqueado & # 8211 Washington & # 8217s Derrota en Long Island

La Batalla de Long Island tuvo lugar en el condado de Kings, Nueva York, el 27 de agosto de 1776 como parte de la Campaña de Nueva York y Nueva Jersey de la Guerra Revolucionaria Americana. Se convirtió en la batalla más grande de la campaña con el ejército británico bajo el mando del general William Howe, asegurando una victoria sobre el ejército continental estadounidense dirigido por el general George Washington.

Consciente de la importancia estratégica de la ciudad de Nueva York y de que el puerto de la isla de Manhattan proporcionaría a la Armada británica una enorme ventaja si lo tomaba, Washington trasladó su ejército a Manhattan para preparar sus defensas, esperando que los británicos atacaran allí primero.

Izquierda: General Sir William Howe Derecha: George Washington, conducido desde Nueva York a partir de la Batalla de Brooklyn retrato de Charles Wilson Peale 1776

La llegada de Howe a Staten Island fue inesperada, pero no pasó desapercibida y, mientras esperaba refuerzos, Washington se dispuso a erigir fortificaciones a lo largo de la costa del East River en Long Island.

Un mapa de época que representa los movimientos del ejército británico en el condado de Westchester, Nueva York

El ingeniero civil a cargo de los Patriots, el recién ascendido mayor general Nathaniel Greene, recibió la tarea de construir fortificaciones y cavar trincheras para el ejército.

Eligió construir la línea de reductos alrededor de Brooklyn Heights que fueron reforzados por algunos árboles talados. Estas barricadas aseguraron una posición ventajosa de defensa preparada para resistir cualquier asalto del ejército británico.

La estrategia estadounidense requería que la primera línea de defensa se basara en las Alturas de Guan, una serie de colinas que se extendían hacia el noreste a través del condado de King y # 8217s. Las principales obras defensivas fueron una serie de fortalezas y trincheras ubicadas en el noroeste del condado, en Brooklyn y sus alrededores. El & # 8220Road to Narrows & # 8221 es el Gowanus Road. No. 5 es la & # 8220Old Stone House & # 8221. Mapa de Bernard Ratzer basado en su encuesta de 1766-1767.

Posteriormente, el Ejército Continental fue reforzado por otras 9.000 tropas, lo que hace un total de 20.000 Patriotas bajo el mando de Washington. El comandante en jefe esperaba nada menos que una dura batalla para Nueva York y estaba empeñado en defender la ciudad a pesar de que las probabilidades no estaban a su favor.

Habiendo construido las fortificaciones, Washington envió 4.000 de sus tropas para defenderlo bajo el mando expreso de Greene. Sin embargo, Greene no pudo participar en la batalla ya que se enfermó gravemente y posteriormente fue reemplazado por el general John Sullivan de New Hampshire. Más tarde, Sullivan fue relevado del mando general y el general de alto rango Israel Putnam fue puesto a cargo.

Pintura de la retirada estadounidense de Long Island después de la batalla de Brooklyn

Sullivan y el general de división William Alexander, también conocido como Lord Stirling, recibieron el mando de Guan Heights, que estaba frente a Brooklyn Heights y controlaba su ruta principal.

Sullivan debía defender las carreteras que conducían desde Flatbush y Bedford a Brooklyn con una fuerza de dos mil hombres, mientras que seis mil soldados permanecían en Brooklyn Heights bajo el mando de Putnam.

Una pequeña fuerza de 4.000 hombres salió de Staten Island bajo el mando de los generales británicos Henry Clinton y Charles Cornwallis. Más tarde se les unieron otros 12.000 soldados alrededor del mediodía que aterrizaron en suelo de Long Island. En espera de más instrucciones, Cornwallis avanzó sus tropas y aguardaba en las afueras de Flatbush, Brooklyn.

Infantería del Ejército Continental.

Washington fue alertado de inmediato de los acontecimientos recientes en el área, pero se le dijo que solo una pequeña parte de la fuerza británica había avanzado allí. Temiendo que fuera una distracción, envió a otros 1.500 soldados como refuerzos a Brooklyn Heights.

Las tropas británicas fueron reforzadas una vez más por otras 5,000 tropas de Hesse, colocando el ejército en 20,000. Clinton superó a los patriotas tomando el paso de Jamaica por una ruta menos vigilada a través de las alturas. Los cinco patriotas apostados allí confundieron a los británicos que llegaron allí a las 9:30 pm con soldados estadounidenses y fueron capturados sin disparar un solo tiro.

Los británicos estaban jugando bastante bien con el Ejército Continental, dejaron sus fogatas en Flatbush ardiendo, lo que llevó a los desprevenidos patriotas a creer que todavía estaban acampados.

Esta pintura representa las fuerzas del general de división británico Charles Cornwallis, primer marqués de Cornwallis (1738-1805) (que no estuvo presente en la rendición), rindiéndose a las fuerzas francesas y estadounidenses después del asedio de Yorktown (28 de septiembre al 19 de octubre de 1781 ) durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Las figuras centrales representadas son los generales Charles O & # 8217Hara y Benjamin Lincoln.

Mientras tanto, 4.000 soldados británicos y de Hesse bajo el mando del general James Grant esperaban la señal de la división de Clinton para atacar a los estadounidenses en el frente. En la mañana del día siguiente, se dispararon dos cañones y se inició un asalto contra las tropas de Sullivan en las carreteras Flatbush y Bedford.

Los hessianos atacaron ferozmente a los patriotas matando a todos en su camino mientras cargaban a través de las líneas del frente.

La flota británica en la bahía inferior (Harpers Magazine, 1876) muestra a la flota británica acumulándose frente a las costas de Staten Island en el verano de 1776.

Al darse cuenta de su decisión errónea de enviar solo unas pocas tropas a Long Island, Washington se apresuró a salir de Manhattan a Brooklyn, casi no había nada que pudiera hacer ahora. Los británicos habían preparado un asalto bien calculado contra sus defensas y estaban empujando a los patriotas hacia el interior de la ciudad. Las fuerzas de Clinton flanquean al Ejército Continental con Grant ejecutando un asalto frontal.

British troops in the type of flat-bottomed boat used for the invasion of Long Island. Hessians in their blue uniforms are in the two boats that are only partly visible.

Stirling soon pulled his armies backwards toward the Gowanus Creek after withstanding a direct assault from Grant for four hours. The creek was the only plausible escape route for Stirling’s men as Hessians and British troops charged at them from the left and rear positions.

Gunpowder smoke from cannons and muskets mark where Stirling and the Maryland troops attack the British, while the rest of the American troops in the foreground escape across Brouwer’s mill pond. The building pictured is the mill. (Battle of Long Island, 1858 Alonzo Chappel)

Leaving behind the brave Maryland 400 under the command of Major Mordecai Gist, Stirling’s troops scampered across the 80 yard creek to safety. The small army under Gist’s command led two attacks against the British, buying time for others to retreat safely.

Then the retreated themselves after launching the last attack on the Vechte-Cortelyou House. The Maryland troops suffered two hundred and fifty six casualties with only a handful of them making it over the creek.

The British fleet in New York Harbor just after the battle

After conceding the crushing defeat at Long Island, Washington gathered the troops and ordered a retreat toward Manhattan. With the deaths of over two thousand troops, Washington and all America were devastated by the battle.

Battle Pass – also known as “Flatbush Pass” – is located in modern-day Prospect Park. Here General Sullivan and his troops were outflanked by the British who attacked from the rear while the Hessians attacked up Battle Pass.

A view from Battle Hill – the highest point in King’s County – looking west toward Upper New York Harbor and New Jersey beyond.. Here on Lord Stirling’s left flank about 300 Americans under Colonel Atlee and General Parsons repulsed successive attacks by the British after taking the hill, and inflicted the highest casualties against the British during the Battle of Long Island.


The Battle of Brooklyn – The Revolutions most under recognized and misreported battle!

My vote for the most under recognized and misreported battle in the American Revolution goes to the Battle of Brooklyn. Even its name is misreported as many historians refer to the battle as the Battle of Long Island. Others conflate the battle in Brooklyn with the string of patriot defeats and refer to the loss of New York City or the New York campaign. On August 27, 1776, British and Patriot forces clashed entirely in the area we know as Brooklyn today and no other areas of Long Island saw conflict. Typically battles are named after nearby towns or cities (Trenton, Saratoga, etc.) not larger geographical areas such as states or regions.

Here is why the Battle of Brooklyn should be better known.

  • The largest battle of the American Revolution with approximately 30,000 soldiers participating in the fight.[i]
  • The first battle in United States history. Clearly, Lexington and Bunker Hill were fought a year earlier. However, Brooklyn is the first clash after the signing of the Declaration of Independence.
  • The first British invasion of the war and the largest British amphibious assault until D-Day.
  • The first battle in which the British deployed Hessian forces.
  • Overall British forces outnumbered the Patriots by at least two to one and in individual unit combat sometimes as much as seven to one.
  • More British forces were killed or wounded than the Americans but the result was an overwhelmingly British victory.[ii]

Outmaneuvering the Americans, the British won a huge victory by executing a daring night march around the Patriot left flank. British forces killed or captured over 1000 Patriots and swept the Continental army from the battlefield. However, the Patriots were able to retreat to Brooklyn Heights and eventually evacuate to Manhattan. Heroically, a small unit of Marylanders (The Maryland 400) averted a larger catastrophe and prevented the British from crushing the rebellion that day. The Maryland 400 charged five or six times into a vastly superior British force under the command of Lord Cornwallis to bide time for the rest of the Patriot army to retreat. This courageous charge preserved the Patriot army to fight another day.

Memorial to the Maryland 400 in Prospect Park, Brooklyn

Citizens and historians have a natural tendency not to commemorate lost battles, especially those where cities have transformed the geographies. However, Brooklyn residents are rightly proud to be living on such a historic battlefield and have opened a museum on the site where the Maryland 400 clashed with the British. The museum is located in Washington Park and is housed in a restored colonial Dutch farmhouse, now called the Old Stone House. A community organization operates the Old Stone House museum and offers an impressive array of historical and cultural events. To learn more about the Battle of Brooklyn, visit the Old Stone House in Brooklyn (www.theoldstonehouse.org).

Visitors interested in walking the battlefield should download the museum’s annotated walking tour guide of battle sites in today’s Brooklyn (http://theoldstonehouse.org/wp-content/uploads/2016/01/Battle-Brooklyn-walking-tour.pdf). In addition, there is a series of videos at http://theoldstonehouse.org/history/battle-of-brooklyn/. The Old Stone House community organization provides an impressive and valuable service to commemorate those soldiers who fought and lost their lives on this important site in American history.

For those who would like to read more about the Battle of Brooklyn, I recommend the following four books.

Daughan, George C. Revolution on the Hudson: New York City and the Hudson River Valley in the American War of Independence. First edition. New York: W. W. Norton & Company, 2016.

Daughan provides a strategic analysis of the importance of the Hudson River Valley to the outcome of the Revolution. He provides a context for why the Battle of Brooklyn was important.

Gallagher, John J. The Battle of Brooklyn, 1776. New York: Sarpedon, 1995.

This is one of the few books focusing solely on the Battle of Brooklyn and one of the first to transition it name from the Battle of Long Island. While some of Gallagher’s conclusions are debatable, it is a valuable source for those interested in the battle details.

Reno, Linda Davis. Maryland 400 in the Battle of Long Island, 1776. Jefferson: Mcfarland, 2014.

Reno chronicles the role of the Maryland 400 in the battle and others an eminently readable account of the battle within the battle. This book is a good starting point for those who want to learn more about the Maryland 400.

Schecter, Barnet. The Battle for New York: The City at the Heart of the American Revolution. New York: Walker & Co, 2002.

Schecter provides a comprehensive view of the strategic options facing British and Patriot commanders in the New York City area in 1776.

[i] Excludes sailors on ships. Interestingly Brooklyn resulted in only 16th most American casualties among Revolutionary battles.


Google-Mapping the American Revolution

An oil depicts American rebels fire upon British forces in an intense battle at Brooklyn Heights on August 27, 1776.

VCG Wilson/Corbis via Getty Images

Ranaan Geberer
Diciembre de 2017

The Battle of Brooklyn, also known as the Battle of Long Island, took place six weeks after the rebel colonies declared independence. The British won that August 26-28, 1776, fight, but a retreat across the East River (see “George’s Dunkirk,” December 2017) saved the American army from destruction, setting the stage for a years-long war ending in freedom. The ignominy of the defeat on Long Island has overshadowed the outcome’s significance—namely, that the ragtag Americans, outnumbered 27,000 to 10,000, could outwit the world’s mightiest army.

During the first half of 1776, the American cause had been making headway. Patriots controlled most of the breakaway colonies. Violence already had erupted with British troops at Lexington and Concord in Massachusetts, at Fort Ticonderoga in New York, and elsewhere.

The Americans expected the British to assault New York City. Hedging his bets, General George Washington stationed troops on Manhattan and on Governors Island in New York Harbor. Around Brooklyn, on Long Island, Washington had his men build a network of forts stretching five miles between Fort Greene and today’s Red Hook waterfront.

Kings County covered the same geographic area as today’s borough of Brooklyn, but in the 1700s the county was divided into six towns, of which the village of Brooklyn—from Breukelen, a town in the Netherlands—was one. Mostly rural Kings County was home mainly to descendants of the area’s original European settlers—Dutch was Brooklyn’s lingua franca, and landmarks often had Dutch names, like Ponkiesberg, a rise that Americans called Cobble Hill.

In late June 1776, Royal Navy vessels started to anchor off lightly defended Staten Island, which lies south of Manhattan and west across the Narrows from Brooklyn. Day by day, enemy warships converged until British troops on Staten Island, augmented by shiploads of Hessian mercenaries, exceeded 30,000. In July, the colonies officially broke with the empire, and both sides’ forces began to make ready for combat.

On Thursday, August 22, the British started ferrying soldiers from Staten Island across New York bay to Gravesend, today’s southwest Brooklyn. Alarmed, Washington transferred more troops to Brooklyn. On Monday, August 26, British units started marching north. Troops took three routes—one contingent heading up Shore Road, one taking the King’s Highway to Flatbush Road, and the third pushing further up the King’s Highway to Jamaica Road.

In a celebrated incident, a British column bound for Jamaica Road paused at Howard’s Tavern, an inn located in what is now East New York. Soldiers woke innkeeper William Howard, asking directions. As his son recounted later, Howard replied, “We belong to the other side, and cannot serve you against our duty,” whereupon British General William Howe declared, “You have no alternative. If you refuse, I will shoot you through the head.” The Howards reluctantly agreed to guide the enemy force.

Greenwood Cemetery Fence Line (Red Lion)

RED LION INN

The Battle of Brooklyn began very late on August 26. As a British column under Major General James Grant was marching north on the Shore/Gowanus Road, men started foraging in a watermelon patch at the Red Lion Inn, which stood at the junction of three roads—today, 35th Street and Fourth Avenue in Sunset Park, perhaps at a spot just inside the fence at Green-Wood Cemetery. American pickets stationed there started firing, waking two rebel colonels. The officers rushed to the scene. Finding the Americans in retreat, the colonels organized them into a fighting line and called for reinforcements. The British also reinforced. By dawn on Tuesday, August 27, the skirmish had exploded into a major battle.

Battle Hill-Minerva Statue

BATTLE HILL

On Tuesday, August 27, American and British troops struggled to control the highest ground in Brooklyn—a 220-foot rise now part of Green-Wood Cemetery. “Battle Hill is important because it’s the place where the Americans were able to inflict the most casualties on the British during the Battle of Brooklyn,” says Jeff Richman, the cemetery’s staff historian. Concealed in trees overlooking the battle, American sharpshooters picked off enemy officers, so infuriating the British that they kept townspeople from burying a fallen sniper for days. Eventually, the British surrounded and overwhelmed the Americans, many of whom were buried where they died.

Battle Hill is now the site of the “Altar to Liberty” and a statue of Minerva, Roman goddess of wisdom, positioned to salute the Statue of Liberty across New York Harbor. Brooklyn magnate Charles Higgins, a champion of his neighborhood’s Revolutionary War significance, privately underwrote both monuments in 1920. Commemorators mark the battle’s anniversary on the hill with a parade, flags, re-enactors, cannons and more.

Battle Pass (historical marker right of stoplight)

BATTLE PASS

East of Battle Hill and the Red Lion Inn, Americans were guarding a pass on the Flatbush Road, felling a century-old oak to block the way. Hearing of the Shore Road fighting, their commander, General John Sullivan, sent several hundred men west to help, reducing the patriot complement at the pass to fewer than 800 soldiers.

At about 9 a.m., the pass came under pincer attack by Hessians on one flank and Highlanders on the other. Surrounding the defenders, enemy troops bayoneted to death nearly any American who had not fled, including soldiers attempting to surrender. A scant 60 rebels survived, to spend their captivity at hard labor. Authorities preserved Battle Pass, and in the 1850s Frederick Law Olmstead incorporated the pass into his design for Prospect Park. A marker at the site invokes that terrible day.

OLD STONE HOUSE

As Tuesday, August 27, bled on, Americans across Brooklyn were losing on every front. Rebel commander General William Alexander, who despite his patriot affiliation proudly called himself by the Scottish title of Lord Stirling, maneuvered to catch the British off guard. Stirling sent most of his troops to safety across Gowanus Creek, a waterway about a mile west of what is now Park Slope and Greenwood Heights. There, Americans had held the line until a tide of British reinforcements rolled over them. In response, Stirling led the 1st Maryland Regiment, known as the “Maryland 400,” to attack the Vechte-Cortelyou House, a sturdy 1699 Dutch farmhouse that the British had occupied earlier that day. Again and again Marylanders charged the British, who poured rifle and cannon fire onto them, killing 256 rebels.

The Vechte-Cortelyou House, aka the Old Stone House, survived, at one time serving as clubhouse for the Brooklyn Superbas baseball team, which became the Dodgers. In 1897, the house burned down, to be recreated, using many original components, in the 1930s. Today, it’s a museum with a permanent interactive exhibit on the battle. The Old Stone House: Witness to War—an Exhibit Exploring the Battle of Brooklyn and the Occupation, 1776-1783 enables visitors to follow their interests in aspects of the war (theoldstonehouse.org/exhibitions).

Maryland Burial Place- American Legion Building

MARYLAND MEN BURIAL PLACE

The 256 Maryland men slain at the Cortelyou house were buried in uniform in a mass grave on what was then a farm belonging to Adrian Van Brunt. In 1897, as that vicinity was becoming urban, the city of Brooklyn installed a stone reading, “Burial place of ye 256 Maryland soldiers who fell in combat at ye Cortelyou House on ye 27th day of August 1776.” In the early 1900s, during a widening of Third Avenue, the marker vanished, reappearing in 2008 when a factory building was demolished.

For years, historians theorized that the Maryland burial site was in Gowanus, somewhere near Third Avenue between Seventh and Ninth Streets. An American Legion post at 193 Ninth St. displays a sign honoring the “Maryland heroes.” En 2012, los New York Times reported that local historian Roger Furman and planner Eymund Diegel, using aerial photos, had pinpointed the gravesite in a vacant lot on Eighth Street, slightly east of where that artery intersects Third Avenue.

Trader’s Joe at Cobble Hill

TRADER JOE’S—COBBLE HILL

As the Maryland men were fighting and dying at the stone house, rebel leader George Washington was atop Fort Cobble Hill, aka Ponkiesberg, watching the British ravage his forces.

“Good God,” he exclaimed. “What brave fellows I must this day lose!”

Later, having occupied Brooklyn, the British leveled Ponkiesberg lest the foe again use that prominence as a command post. Today at the Cobble Hill site—the corner of Atlantic Avenue and Court Street—a plaque of Washington on horseback adorns a former bank building repurposed as a grocery store.

Fulton Ferry Landing at Brooklyn Bridge Park

FULTON FERRY LANDING

By Wednesday, August 28, except for minor skirmishes, the battle was over. British General William Howe, perhaps to avoid excessive casualties, decided against a direct assault on American redoubts near the Brooklyn shore of New York Harbor. Most of the surviving Americans made it to these friendly fortifications. At first, Washington resisted the impulse to retreat. But a fierce, unseasonably cold rain further demoralized his exhausted, hungry troops, now short of ammunition and facing a British siege.

On Thursday, August 29, Washington and his generals decided to evacuate. That night, under cover of heavy fog, American troops crept to Brookland Ferry Landing, named for the use to which the spot had been put since the 1600s, when Manhattan was New Amsterdam. Lest the enemy hear them, officers forbade the ranks even to whisper. Men wrapped wagon wheels in cloth to keep them from clattering on the cobblestones. At the landing, a regiment of sailors and fishermen from Massachusetts, led by Colonel John Glover, set about rowing the 1.8 mile round trip across the East River to Manhattan. One impromptu ferryman completed 11 round trips. Washington boarded the last boat, one of 9,000 American soldiers to make a getaway.

Today the Brooklyn landing is named for inventor Robert Fulton, who in 1814 debuted his steam ferry there, with subsequent variations operating until the 1920s. Plans are afoot to revive that service there and elsewhere along the East River. Fulton Ferry Landing has been incorporated into Brooklyn Bridge Park, its Revolutionary role noted on a plaque commemorating the retreat that saved the Continental Army.

—Raanan Geberer, a writer in Brooklyn, New York, edited the Brooklyn Eagle por 20 años.


The Battle for New York City, 1776: Battle of Long Island and Brooklyn

Combat actions commenced on August 22 nd , 1776, when General Howe ordered the invasion of Long Island. Some 15,000 British and Hessian troops successfully landed on the beaches of Long Island and came ashore before quickly moving to seize the village of Flatbush (Schecter, 128). General Washington assumed the landing was a diversion and only dispatched a small force to shore up his forces in Long Island.

Minor skirmishes and artillery strikes broke out, but the battle had not yet begun in earnest. Meanwhile, General Howe was searching out a means to move his forces into Brooklyn and secured a local guide against his will to lead them through the Jamaica Pass with 6,000 men (Schecter, 139). Losing ground in Long Island, General Washington wisely had his forces retreat back to New York in any and all boats which could be rounded up (Johnson, 218).

The Battle for Brooklyn

The Battle for Brooklyn was soon underway and would be the first time that large British and Patriot battle formations met on the field of battle. A few not-so-patriotic Patriots quick deserted, but by early morning, the two belligerent forces faced each other on Gowanus Road (Schecter, 143). The British preferred to encircle their enemy by chipping away at their flanks, firing several volleys, and then blitzing forward in a bayonet charge. The Patriots maneuvered accordingly as they realized they were being encircled and eventually occupied the high ground (today known as Battle Hill) and repelled three enemy offensives from this position (Schecter, 146).

Unknown to General Washington’s men, General Howe had made it through the Jamaica Pass during the night and was now in the Patriots’ rear areas and marching towards them. The Patriots’ battle lines were smashed. Large numbers of militiamen were captured and many were killed by advancing British and Hessian troops. The survivors fled in full sprint toward their fortifications deeper in Brooklyn (Schecter, 148).

Leer siguiente: The Battle for New York City, 1776: Manhattan

By mid-morning, General Howe also attempted to send his ships-of-the-line up the East River to wage a simultaneous assault against Manhattan. This however, was where fate intervened. “A wind from the south west would have carried the British ships directly up the East River and placed them in front of Brooklyn. Chance ordered otherwise” (Adams, 658). Instead, the British were fighting both the tide and a strong northeastern wind. Only one of the smaller ships managed to fight against the wind and come within cannon range of the redoubt at Red Hook. A barrage of fire managed to damage the redoubt, but it was far from the coup-de-grace that General Howe would have hoped for.

While failing to strike a killing blow, British forces still gained impressive victories during the Battle of Brooklyn. The best estimates conclude that about 900 Patriots were captured and around 200 were killed during the battle (Schecter, 153). Had it not been for adverse conditions, the British may have been able to bifurcate Patriot forces by occupying the East River with ships-of-the-line. Also, had General Howe not still been suffering from the stigma of Bunker Hill, he may have favored bolder tactics which would have completely routed the Patriots in Brooklyn that morning.

With the Patriots huddled inside their fortifications and the British digging a trench line parallel to them, General Washington ordered preparations for a frontal assault which was really just a cover for action. The real plan was to enact a strategic retreat from Brooklyn and leave General Howe’s forces empty-handed. General Washington ordered that every boat that could possibly be used to aid in the retreat be brought to the shore alongside the fortifications. In the dead of night, the Patriots began crossing the East River. The river crossings went on throughout the night with a rear guard force left behind to keep the campfires burning in order to deceive the British troops (Schecter, 163). By dawn, the Colonial Americans had successfully crossed the East River in their entirety, aside from three who were captured and four who were wounded by the British firing from the shore (Schecter, 166).

In addition to Washington’s brilliant deception tactics, the retreat was really successful because of the northeasterly wind which kept British ships out of the East River and because they were “able to do so under the cover of fog without exciting any suspicion of their movements in the enemy’s camp” (Johnson, 223).

To be continued in Part 3

Adams, Charles Francis. “The Battle for Long Island.” Oxford University Press, 1986.
Johnson, Henry. “The Campaign of 1776 and New York and Brooklyn.” Long Island Historical Society, 1878. Print.
Schecter, Barnet. “The Battle for New York.” Walking Publishing Company, 2002. Print.


Ver el vídeo: Explosion vs Brooklyn Patriots ATT Part 1 (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Nikogis

    Entiendo este problema. Vamos a discutir.

  2. Askook

    Considero que no estás bien. estoy seguro Lo sugiero para discutir. Escríbeme por MP.

  3. Tok

    Estas equivocado. Discutiremos. Escribe en PM, hablamos.

  4. Joby

    Ahora todo está claro, muchas gracias por la información. Me ayudaste mucho.

  5. Maduley

    ¿Dónde has desaparecido por tanto tiempo?



Escribe un mensaje