La historia

Escándalo de Tea Pot Dome - Historia

Escándalo de Tea Pot Dome - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los abusos de poder para beneficio privado habían sido desenfrenados en la Administración Harding. El alcance de estas infracciones solo quedó claro con la divulgación pública del "Escándalo del Teapot Dome". El Secretario del Interior arrendó una reserva de petróleo naval a particulares. Fue declarado culpable y condenado a un año de prisión.


A medida que la Marina de los EE. UU. Convirtió sus barcos de combustión de carbón a combustión de petróleo, adquirió una reserva estratégica de petróleo en Wyoming y California. El campo de Wyoming se conocía como el campo Tea Pot Dome. En 1921, el presidente Harding emitió una orden ejecutiva transfiriendo el control de los campos de la Marina al Departamento del Interior. En 1922, cuando se implementó la transferencia, el secretario del Interior, Albert Fall, arrendó los campos sin licitación competitiva a un precio inferior al del mercado. Tea Pot Dome lo arrendó a Harry F. Sinclair de Mammoth Oil, una subsidiaria de Sinclair Oil Corporation y los campos de California a Edward L. Doheny de Pan American Petroleum and Transport Company. Arrendar los campos sin licitación era legal, el problema era que Fall recibía sobornos a cambio de lo que hacía. Fall recibió un préstamo sin intereses de $ 100,000 y otro obsequio valorado en $ 400,000.

El escándalo comenzó a salir a la luz cuando una empresa competidora escribió una carta al senador John B. Kendrick. Kendrick luego presentó una resolución en el Senado para investigar el asunto. El Comité de Tierras Públicas del Senado. En 1924, el esquema básico de lo que había sucedido estaba claro. Fall fue acusado de aceptar sobornos y finalmente fue declarado culpable y cumplió condena en prisión. Los que cometieron el soborno fueron absueltos. Mientras tanto, la Corte Suprema anuló el contrato de arrendamiento y los devolvió a la Marina declarando que Harding no podía transferir los contratos de arrendamiento de la Marina.

El escándalo de la cúpula de la tetera era parte de un patrón más amplio de mala conducta que había tenido lugar durante la administración de Harding. A principios de 1923, el coronel Charles Forbes fue declarado culpable de robar al gobierno. Se estimó que él y sus cómplices robaron decenas de millones de dólares en relación con la construcción de un hospital de veteranos.


Escándalo de la cúpula de la tetera

Al principio de la administración de Harding, el secretario de Marina Edwin Denby convenció al presidente de que transfiriera la responsabilidad de algunas de las reservas de petróleo del Departamento de Marina al Departamento del Interior. Los campos petroleros en Elk Hills, California, y Teapot Dome cerca de Casper, Wyoming, estuvieron involucrados. El secretario del Interior Albert B. Fall, un exsenador de Nuevo México, arrendó en secreto la reserva de Wyoming al petrolero Harry F. Sinclair en abril de 1922, unos meses después, las tierras de California fueron arrendadas de manera similar a Edward L. Doheny. Ninguna de estas transacciones se abrió a licitación competitiva. En 1923, Thomas J. Walsh de Montana abrió una investigación en el Senado. Se descubrió que el Secretario Fall había recibido más de $ 400,000 en & # 34 préstamos & # 34 por ayudar a Sinclair y Doheny. Los arrendamientos asociados con el escándalo de la cúpula de la tetera se cancelaron en 1927, una medida que fue cuestionada por las compañías petroleras. El Tribunal de Distrito Federal de Wyoming mantuvo el contrato válido, pero la decisión fue revocada por el Tribunal de Circuito y la revocación fue confirmada por la Corte Suprema ese mismo año, el 27 de octubre. En 1929, Fall fue condenado por aceptar un soborno, multado con $ 100,000 y condenado a un año de prisión. Su caída en desgracia le valió la distinción de convertirse en el primer funcionario del gabinete en ser encarcelado por delitos cometidos en el cargo. Doheny y Sinclair utilizaron su riqueza para contratar abogados expertos y fueron absueltos en sus propios juicios. Sin embargo, Sinclair fue posteriormente condenado por un cargo menor de desacato por negarse a dar testimonio a un comité del Senado. No había ninguna sugerencia razonable de que Harding supiera de este asunto o se beneficiara de él. Su fracaso no fue la codicia, sino más bien tomar malas decisiones para las posiciones del gabinete y no monitorearlas. El escándalo de la cúpula de la tetera fue una mancha duradera en el registro de su administración.

Vea otros eventos domésticos durante la administración de Harding.


Warren Harding & # 39s Sorpresa Nominación

Warren Harding había prosperado como editor de periódicos en Marion, Ohio. Era conocido como una personalidad extrovertida que se unía a clubes con entusiasmo y le encantaba hablar en público.

Después de ingresar a la política en 1899, ocupó diversos cargos en Ohio. En 1914 fue elegido para el Senado de los Estados Unidos. En Capitol Hill fue muy querido por sus colegas, pero hizo poco de importancia real.

A finales de 1919, Harding, animado por otros, empezó a pensar en postularse para presidente. Estados Unidos estaba en un período de agitación después del final de la Primera Guerra Mundial, y muchos votantes estaban cansados ​​de las ideas de internacionalismo de Woodrow Wilson. Los partidarios políticos de Harding creían que sus valores de pueblo pequeño, incluidas peculiaridades como la fundación de una banda de música local, devolverían a Estados Unidos a una época más plácida.

Las probabilidades de que Harding ganara la nominación presidencial de su partido no eran grandes: su única ventaja era que a nadie en el Partido Republicano le desagradaba. En la Convención Nacional Republicana en junio de 1920 comenzó a parecer un candidato de compromiso viable.

Se sospecha fuertemente que los cabilderos de la industria petrolera, sintiendo que se podrían obtener enormes ganancias controlando a un presidente débil y dócil, influyeron en las votaciones de la convención. El presidente del Comité Nacional Republicano, Will Hays, fue un destacado abogado que representó a compañías petroleras y también formó parte de la junta directiva de una compañía petrolera. Un libro de 2008, El escándalo de la cúpula de la tetera por el veterano periodista de negocios Laton McCartney, proporcionó evidencia de que Harry Ford Sinclair, de Sinclair Consolidated Oil Company, canalizó $ 3 millones para financiar la convención, que se celebró en Chicago.

En un incidente que más tarde se haría famoso, se le preguntó a Harding, una noche en una reunión política en la trastienda de la convención, si había algo en su vida personal que lo descalificara para servir como presidente.

Harding, de hecho, tuvo varios escándalos en su vida personal, incluidas amantes y al menos un hijo ilegítimo. Pero después de pensar unos minutos, Harding afirmó que nada en su pasado le impidió ser presidente.


Escándalo de la cúpula de la tetera

En 1920, Warren Gamaliel Harding de Ohio ganó las elecciones como presidente de los Estados Unidos. El legado del presidente Harding todavía está relacionado en gran medida con el escándalo de la cúpula de la tetera. El escándalo recibió su nombre de los campos petroleros de propiedad del gobierno en Teapot Dome, Wyoming. Las tierras petroleras en Elk Hills, California, también se incluyeron bajo el paraguas de Teapot Dome.

El resultado del escándalo del Teapot Dome fue la acusación de que el secretario del Interior de Harding, Albert Fall, había pasado por alto el proceso de licitación abierta al otorgar arrendamientos de tierras petroleras del gobierno a compañías petroleras privadas. La práctica de arrendar tierras petroleras del gobierno era común debido a la aprobación de la Ley General de Arrendamiento bajo el presidente Wilson.

Fall, quien había sido un senador muy respetado de Nuevo México antes de su período de dos años en Interior, supuestamente había enviado los contratos de arrendamiento a dos compañías petroleras a cambio de un regalo de $ 100,000. Al final de una larga investigación en el Senado y el juicio que siguió, fue declarado culpable de aceptar el soborno, sentenciado a un año de cárcel y multado con 100.000 dólares. Un petrolero pasó seis meses en la cárcel por perjurio y el otro fue absuelto de dar a Fall el soborno.


El secretario Fall dimite en el escándalo del Teapot Dome

Albert Fall, secretario del Departamento del Interior de Estados Unidos, dimite en respuesta a la indignación pública por el escándalo de la Teapot Dome. La dimisión de Fall & # x2019s iluminó una relación profundamente corrupta entre los desarrolladores occidentales y el gobierno federal.

Nacido en Kentucky en 1861, Albert Fall se mudó a Nuevo México en 1887 porque los médicos le dijeron que el aire seco del desierto mejoraría su salud. Fall prosperó en su nuevo hogar, construyó rápidamente una gran operación ganadera cerca de Las Cruces e invirtió en la minería de plata y otras empresas. Para el cambio de siglo, Fall era un poderoso y respetado hombre de negocios occidental, y usó sus considerables recursos para ganar un escaño en el Senado de los Estados Unidos cuando Nuevo México se convirtió en estado en 1912.

En Washington, D.C., Fall descubrió rápidamente las agradables prerrogativas del poder. Hizo varios aliados poderosos, incluido el presidente Warren G. Harding, quien lo nombró secretario del Departamento del Interior de los EE. UU. En 1921. Como secretario del interior, Fall fue responsable de administrar las vastas posesiones de tierras occidentales del gobierno en el interés público. Desafortunadamente, los estrechos vínculos de Fall & # x2019 con los desarrolladores occidentales lo tentaron a abusar de su posición. Fall, aparentemente actuando para asegurar el suministro de petróleo adecuado para la marina en caso de guerra, apartó un gran depósito de petróleo en Wyoming conocido como Teapot Dome. En secreto, luego comenzó a firmar contratos de arrendamiento con grandes petroleros occidentales que les permitían explotar la supuesta reserva.

Cuando se filtró la noticia de los arrendamientos secretos, Fall afirmó que los había firmado pensando en los mejores intereses del público. Sin embargo, las investigaciones posteriores pusieron en duda la integridad de Fall & # x2019 cuando revelaron que muchas de sus inversiones en Nuevo México habían colapsado recientemente y que estaba al borde de la bancarrota. Desesperado por dinero, Fall había aceptado & # x201C préstamos & # x201D de alrededor de $ 400,000 de los mismos petroleros a los que concedió acceso a Teapot Dome, dos de los cuales eran viejos amigos de sus días en la minería de Nuevo México. Fall insistió en que los préstamos no estaban relacionados con su concesión de los arrendamientos petroleros de Teapot Dome, pero los conservacionistas y los reformadores del gobierno estaban indignados. Dichos conflictos de intereses eran inevitables, argumentaron, cuando los desarrolladores occidentales obtuvieron el control de las agencias federales responsables de administrar los recursos naturales occidentales.


El escándalo de la cúpula de la tetera

El escándalo de la Teapot Dome de la década de 1920 involucró la seguridad nacional, las grandes compañías petroleras y el soborno y la corrupción en los niveles más altos del gobierno de los Estados Unidos. Fue el escándalo más grave en la historia del país antes del asunto Watergate de la administración Nixon en la década de 1970.

Y esta controversia recibió su nombre de una reserva de petróleo cerca de una formación rocosa al norte de Casper, Wyoming, que parecía una tetera.

Los eventos que llevaron al escándalo comenzaron décadas antes cuando los funcionarios del gobierno y de la Marina de los Estados Unidos, contemplando una nueva presencia global, se dieron cuenta de que necesitaban un suministro de combustible que fuera más confiable y más portátil que el carbón.

Durante la presidencia de Theodore Roosevelt a principios del siglo XX, los funcionarios del Departamento de Marina aspiraban a una armada estadounidense que pudiera navegar por todos los océanos del mundo, demostrando los poderes imperiales recién descubiertos del país. La Marina de los EE. UU., Limitada por las limitaciones de peso con los barcos de carbón, recurrió a la construcción de estaciones de combustible de carbón en todo el mundo.

Observaron con atención cómo otras naciones comenzaban a desarrollar barcos propulsados ​​por petróleo. A partir de 1909, durante la administración de Taft, los administradores de la Marina decidieron convertir la flota al petróleo más eficiente. Los barcos no tendrían necesidad de estaciones de carbón. Una vez alimentados, los barcos propulsados ​​por petróleo tenían un alcance mucho mayor.

los USS Wyoming, un acorazado inicialmente botado en 1900, se convirtió en el primer barco de la flota que se convirtió en energía petrolera en 1909. (El buque fue rebautizado más tarde como USS Cheyenne cuando el nuevo acorazado USS Wyoming fue lanzado en 1910.), A medida que se convirtieron más barcos a partir del carbón, los funcionarios de la Marina se preocuparon más por la disponibilidad de petróleo a largo plazo. ¿Qué pasaría si se acabara el petróleo? La Marina quedaría paralizada.

En consecuencia, los administradores de la Marina pidieron al Congreso que apartara tierras de propiedad federal en lugares donde probablemente existían depósitos de petróleo conocidos. Estas "reservas navales de petróleo" no se perforarían a menos que una emergencia nacional lo hiciera necesario. Una de las tres reservas de petróleo reservadas estaba cerca de Salt Creek, en el norte del condado de Natrona, en un lugar llamado así por una formación rocosa inusual cercana: Teapot Dome. Una cúpula es una formación geológica que atrapa petróleo bajo tierra entre capas impermeables de roca, con la capa superior doblada hacia arriba para formar una cúpula.

Los petroleros de todo el oeste codiciaban la oportunidad de perforar dentro de estas reservas de propiedad federal. Poco después de que el republicano Warren G. Harding fuera elegido presidente en 1920, nombró a su amigo jugador de póquer, el senador estadounidense Albert Fall, como su secretario de Interior.

Fall, un ranchero y el primer senador de Estados Unidos por Nuevo México, aceptó el cargo en el gabinete. En pocas semanas, convenció al presidente Harding de que permitiera la transferencia de las reservas navales de petróleo de la Marina al Departamento del Interior, argumentando que el departamento estaba "mejor capacitado" para supervisar la protección de estas áreas donde no se produciría petróleo. , pero guardado en caso de emergencia.

Lo que resultó se conoció como el escándalo de la Teapot Dome, pero aunque el escándalo obtuvo su nombre de un lugar de Wyoming, los malhechores eran de otros lugares.

El secretario Fall, una vez que el campo petrolero Teapot Dome estuvo bajo su control, hizo tratos secretos con dos petroleros prominentes, Edward Doheny y Harry Sinclair. Ambos hombres, amigos cercanos de Fall, le pagaron sobornos para que los autorizara a perforar las tres reservas navales de petróleo, en contra de la letra y el espíritu de la ley.

De regreso en Wyoming, el petrolero independiente y más tarde, el gobernador demócrata de Wyoming Leslie Miller sospechó cuando vio camiones con el logotipo de la compañía Sinclair que transportaban equipos de perforación a la reserva petrolera naval Teapot Dome. Le pidió al senador estadounidense John B. Kendrick, también demócrata, que investigara el asunto. Kendrick, sintiendo que se había cometido un delito, entregó la pregunta a un comité de investigación especial del Senado.

Mientras tanto, el presidente Harding hizo un viaje de verano al oeste, se detuvo en Wyoming, disfrutó de Yellowstone y continuó hacia Alaska y, finalmente, a San Francisco. Mientras estaba allí, el presidente murió repentinamente. Algunos historiadores creen que Harding escapó del juicio político por su papel en Teapot Dome al tener la "buena fortuna" de morir mientras se desarrollaba el escándalo. Por supuesto, tal conclusión no se puede probar.

Fall no tuvo tanta suerte. Tras una larga investigación del Senado, fue juzgado por aceptar sobornos. Fue condenado y enviado a una prisión federal, el primer oficial a nivel de gabinete en la historia de Estados Unidos en ir a la cárcel por delitos cometidos mientras se desempeñaba en el cargo.

Tanto Sinclair como Doheny fueron exonerados del cargo principal: dar sobornos a Fall. Como observó un reportero de un periódico cuando los dos ricos petroleros fueron declarados inocentes, "No se puede condenar a un millón de dólares". Sinclair fue sentenciado a nueve meses de prisión no por soborno sino por desacato al Congreso y por cargos relacionados con su contratación de detectives para rastrear a los miembros del jurado en el juicio original por soborno.


Teapot Dome, los marines de EE. UU. Y la reputación de un presidente

En 1922, Wyoming fue invadida por los marines estadounidenses. Cuatro infantes de marina, para ser exactos. Fueron enviados por el Subsecretario de Marina, Theodore Roosevelt, Jr., y se les unieron algunos funcionarios del Departamento del Interior y algunos periodistas de Denver para sacar, a punta de pistola, si fuera necesario, la tripulación de un buscador de petróleo de la Reserva Naval de Petróleo de EE. UU. No. 3, más conocido entonces y ahora como Teapot Dome.

El campo petrolífero Teapot Dome se encuentra en el norte del condado de Natrona, Wyoming, a unas 25 millas al norte de Casper. El campo está a seis millas al este de Teapot Rock, una formación de arenisca erosionada que antes parecía una tetera. La roca todavía es fácilmente visible desde Wyoming Highway 259 a unas 12 millas al sur de la ciudad de Midwest. Los tornados y las tormentas de viento de la década de 1920 rompieron lo que parecía el mango y el pico de una tetera.

Primeros habitantes

Antes de que los buscadores buscaran su fortuna en las filtraciones de petróleo, las rocas, la salvia y los lechos de arroyos secos alrededor de Teapot Dome, los nativos americanos vivieron y cazaron en el área durante milenios, y hay evidencia de su uso y ocupación (por ejemplo, refugios rocosos, mojones y chimeneas). ) dentro y alrededor del campo petrolífero Teapot Dome. A mediados del siglo XIX, los conflictos con los blancos se habían convertido en guerras esporádicas. El sendero Bozeman, un atajo desde el sendero de Oregón a lo largo del río North Platte hacia el norte hasta los campos de oro en Montana, se convirtió en un punto focal de conflicto en 1865.

Ese sendero cortaba hacia el noroeste a través del centro de la cuenca del río Powder en lo que ahora es el noreste de Wyoming, y cruza la esquina noreste del campo petrolífero Teapot Dome. Sin embargo, la ruta solo se utilizó durante unos años. La mayor parte del viaje se realizó en el lecho seco del arroyo Teapot Creek, no hay rastros del sendero presentes en el campo petrolífero Teapot Dome.

Las petroleras inician la producción

El primer informe sobre el potencial de petróleo en el área fue en el cercano Salt Creek en 1886, lo que finalmente condujo al desarrollo del campo petrolífero Salt Creek adyacente y al norte del campo petrolífero Teapot Dome.

La ciudad de Casper se estableció en 1888 con la finalización de una filial de Chicago and Northwestern Railroad. La ciudad estaba ubicada en el antiguo Oregon Trail, cerca de donde el Ejército había mantenido un puesto en un puente sobre el río North Platte décadas antes. El condado de Natrona se formó en 1890 con Casper como su asiento de condado. Después de que se descubrieron los yacimientos petrolíferos, Casper se convirtió en el centro de refinación de petróleo más grande de Wyoming.

Después de 1900, el petróleo comenzó a reemplazar al carbón como fuente de combustible para las locomotoras de ferrocarril, así como para los motores que impulsaban las plataformas y bombas de perforación de petróleo. La Armada y los Marines Mercantes comenzaron a convertir barcos de carbón a fuel oil y a establecer estaciones de reabastecimiento de combustible en las bases navales.

Sobre la base de los descubrimientos de petróleo en el campo petrolífero de Salt Creek y las preocupaciones sobre la obtención de petróleo para la Marina de los EE. UU., El Departamento del Interior de EE. UU. Declaró en 1909 que se retirarían todas las tierras no reclamadas alrededor de Salt Creek, es decir, que no se retirarían nuevas tierras del gobierno. disponible para ocupación y / o reclamos minerales.

A diferencia del este de los Estados Unidos, en el oeste, el gobierno federal poseía la mayor parte de la tierra. Las leyes de reclamos de tierras y minerales que existían para la agricultura y para la minería de oro, plata y cobre se ampliaron para cubrir la exploración y perforación de petróleo. Las disputas legales sobre el retiro del gobierno de las tierras alrededor de Salt Creek llevaron en 1920 a la aprobación de nuevas leyes con respecto al petróleo. A las compañías petroleras se les permitió arrendar tierras federales para la exploración petrolera, mientras que el gobierno retuvo los derechos de superficie.

Aún así, hubo sobreproducción, desperdicio y falta de almacenamiento. El gobierno intentó promulgar medidas de conservación, pero las empresas petroleras se autorregularon. Como resultado, estas medidas fueron en gran parte ineficaces hasta 1931, cuando el presidente Hoover requirió que las compañías petroleras coordinaran actividades para reducir el desperdicio y el rápido agotamiento.

Mientras tanto, las empresas más grandes habían ido superando a las más pequeñas. Para 1910, dos compañías principales, Wyoming Oil Fields Company y Midwest Oil Company, estaban bien establecidas en Salt Creek Oilfield. Para 1912, cada empresa había construido una refinería en Casper y había tendido tuberías desde los pozos de Salt Creek hasta las nuevas refinerías.

A fines de 1913, Midwest Refining Company había comprado, intercambiado o absorbido suficientes de los otros intereses para convertirse en la empresa más grande de Salt Creek. Reclamaciones mineras propiedad del Medio Oeste, pozos productores, estaciones de bombeo, tuberías, tanques de almacenamiento y refinerías. La mayoría de sus trabajadores vivían a lo largo de Salt Creek en el mayor de los campamentos, una ciudad que se convertiría en el medio oeste de Wyoming.

La Marina interviene

Al mismo tiempo, la Marina de los EE. UU. Se estaba convirtiendo rápidamente de barcos que queman carbón a petróleo, y surgió la preocupación por la necesidad de la nación de un suministro nacional seguro de petróleo en caso de guerra o emergencia nacional. En respuesta a esta preocupación, la Ley Pickett de 1910 autorizó al presidente de los Estados Unidos a retirar grandes áreas de tierras potencialmente petroleras en California y Wyoming, entonces los estados más activos para la exploración petrolera en tierras federales, como fuentes de combustible para la Marina.

El 2 de julio de 1910, el presidente William Howard Taft apartó tierras federales que se cree que contienen petróleo como reserva de emergencia para la Marina de los EE. UU. Esto finalmente condujo a una Orden Ejecutiva del presidente Woodrow Wilson en 1915 que designaba el área de Teapot Dome como la Reserva Naval de Petróleo No. 3. NPR-1 y NPR-2 estaban en Elk Hills y Buena Vista Hills, California, respectivamente.

Todos menos 400 de los 9481 acres del campo petrolífero Teapot Dome estaban llenos de reclamos privados, sin embargo, muchos reclamos no eran válidos.

El 23 de mayo de 1921, el presidente Warren Harding, por orden ejecutiva, con el acuerdo del secretario de Marina, transfirió la administración de todas las reservas navales del Departamento de Marina al Departamento del Interior.

En 1921, Harding nombró al senador estadounidense de Nuevo México Albert B. Fall, conocido como un opositor a los programas federales de conservación, nuevo Secretario del Interior. Poco después de asumir el cargo, Fall anunció que las Reservas Navales se arrendarían para la producción a fin de evitar que los perforadores privados en reclamos cercanos drenan el petróleo debajo de las tierras reservadas para la Marina. Fall también argumentó que esto permitiría a la Marina un mejor acceso al combustible cuando fuera necesario, y que la Marina podría intercambiar el petróleo crudo por combustible refinado según sea necesario.

Fall arrienda el petróleo en un contrato sin licitación

En abril de 1922, el secretario Fall anunció que se habían otorgado arrendamientos para la producción de NPR -1 en Elk Hills de California. Sin embargo, no anunció que el 7 de abril, junto con el secretario de Marina Edwin Denby, también había otorgado derechos de arrendamiento para NPR-3 en Teapot Dome a Mammoth Oil Company, sin licitación competitiva.

Mammoth Oil Company estaba controlada por Harry Ford Sinclair, propietario de la gran empresa Sinclair Oil Company. El contrato de arrendamiento permitió al gobierno quedarse con entre el 12,5 y el 50 por ciento del petróleo producido en cada pozo. Mammoth debía construir tanques de almacenamiento de petróleo en las costas del Atlántico y del Golfo, y construir un oleoducto desde el campo petrolífero Teapot Dome hasta oleoductos más al este.

Los términos del arrendamiento estaban destinados a asegurar el combustible y su almacenamiento para la Armada, con un subtexto de apoyo a la Armada en respuesta a las amenazas recientes de Japón, para evitar la pérdida de petróleo por drenaje a pozos adyacentes y crear un mercado más competitivo. , asegurando así mayores regalías del gobierno del campo petrolífero de Salt Creek.

El secretario Fall evitó el problema del gobierno de tener que limpiar los derechos de los reclamantes privados dudosos al exigir que Mammoth Oil lo hiciera antes de que se firmara el contrato. Mientras tanto, una subsidiaria de Midwest Oil Company se había hecho con el control de todos los nebulosos reclamos y le cobró a Sinclair y Mammoth $ 1 millón para liquidar el arrendamiento.

Theodore Roosevelt, Jr., envía a los Marines

Un viejo amigo y partidario político del presidente Harding, James G. Darden, tenía reclamos sobre parte del campo petrolífero Teapot Dome que es anterior al arrendamiento de Mammoth Oil Company por Harry Sinclair. Darden había entrado en el trato a través de la oficina del fiscal general de los Estados Unidos y, en junio de 1922, comenzó a perforar en terrenos que el secretario Fall ya había alquilado a Mammoth.

Cuando Fall, que despreciaba a Darden, descubrió esto, exigió que los marines fueran enviados inmediatamente a Teapot para expulsar a los "ocupantes ilegales" de Darden. El presidente Harding vaciló, pero Fall presionó, y luego habló directamente con el subsecretario de Marina Theodore Roosevelt, Jr. y pidió que se enviara a los marines. Fall citó un precedente legal inexistente para esta acción.

Roosevelt cumplió, y el 29 de julio de 1922, el capitán George Shuler, cuatro infantes de marina y un geólogo partieron de Washington, DC hacia Casper. Allí se les unieron algunos funcionarios del Departamento del Interior y reporteros de la Denver Post. Se dirigieron hacia el norte hasta la sección 30 del campo petrolífero, la sección en disputa, a donde llegaron la mañana del 1 de agosto.

Los infantes de marina, armados con carabinas, pistolas y munición suficiente para enfrentarse a un pequeño ejército de petroleros, se encontraron con un capataz que, junto con su supervisor, capituló prontamente.

Después de instalar carteles de "Prohibido el paso" en toda la plataforma, los marines almorzaron con el capataz y el supervisor, y eso fue todo. Fue, dice el historiador Laton McCartney, la única vez que un estado estadounidense fue "invadido" por los marines estadounidenses.

El contrato de arrendamiento llega a la prensa

Sin embargo, la invasión no fue el final del drama de Teapot Dome.

En abril de 1922, antes del conocimiento público del contrato de arrendamiento con Mammoth Oil, Leslie Miller, un petrolero de Wyoming, futuro gobernador de Wyoming y demócrata, le pidió al senador estadounidense de Wyoming, John B. Kendrick, también demócrata, que averiguara si los contratos de arrendamiento eran válidos. disponible para el campo petrolífero Teapot Dome.

El 14 de abril, el Wall Street Journal informó sobre el contrato de arrendamiento de Mammoth Oil Company, y señaló que los funcionarios del gobierno mencionaron sus ventajas, pero también revelaron que se trataba de un acuerdo no competitivo. El periódico aprovechó la falta de licitación competitiva e insinuó que se estaba gestando una conspiración entre el Departamento del Interior y los petroleros.

El senador Kendrick y el congresista de Wyoming Frank Mondell, un republicano, pidieron al presidente Harding que se anulara el contrato de arrendamiento. Harding se negó. Algunos productores de petróleo estaban a favor del acuerdo, asumiendo que el oleoducto que se estaba desarrollando sería beneficioso. A medida que continuaban los argumentos en contra del arrendamiento, Mammoth Oil avanzó con la exploración y el desarrollo del campo petrolífero Teapot.

Mammoth desarrolla el campo

Harry Sinclair formó Mammoth Oil Company con el único propósito de desarrollar y operar el campo petrolífero Teapot Dome. El desarrollo se produjo rápidamente, con múltiples contratos con varias empresas de perforación para la primera ronda de pozos. La empresa anticipó una producción de más de 20.000 barriles por día. Los contratistas de Sinclair construyeron más de 600 millas de tuberías para respaldar la producción anticipada en Wyoming, incluidos sus intereses en Salt Creek Oilfield, y para entregar el petróleo a las líneas troncales del medio continente de las empresas Sinclair Pipe Line y Prairie Pipe Line cerca de Kansas City. .

Aproximadamente a mediados de mayo de 1922, el ingeniero jefe de Sinclair Oil llegó a Casper e inmediatamente comenzó a solicitar suministros para campos petrolíferos y madera para torres de perforación para 20 equipos de perforación. A finales de mes, había alquilado contratos para 20 torres de perforación, se habían enviado los equipos de perforación y se había iniciado la construcción de un gran campamento de tiendas de campaña, flotas de camiones abastecían el campo desde Casper “y el lugar generalmente representaba un hormiguero en punto de actividad ”, escribe el historiador Contralmirante CA Trexel. Comenzar a perforar 20 nuevos pozos a la vez en una reserva de petróleo en gran parte no probada "elevó el interés público a un tono alto", agrega Trexel.

La mayor parte del campo petrolífero se desarrolló entre mayo de 1922 y marzo de 1924, y en mayo de 1923 Mammoth Oil Company trajo un pozo. Durante el desarrollo del campo, las cuadrillas establecieron ocho campamentos residenciales / operativos, instalaron líneas telefónicas y de agua, construyeron carreteras y puentes, perforaron pozos de gas natural y petróleo e instalaron tanques y tuberías en todo el campo. Cuando se desarrolló completamente, el campo incluyó aproximadamente 84 pozos productores. La producción alcanzó su punto máximo en octubre de 1923 con 4.460 barriles por día.

Para el verano de 1922, los trabajadores vivían en 15 grandes carpas con pisos de madera de pino, mesas de pino y camas con armazón de hierro. Los campamentos permanentes se completaron en 1923.

Mammoth finalmente desarrolló cuatro campamentos. Albergaban estaciones de bombeo, dormitorios, cabañas de varias habitaciones, comedores, aulas y otras estructuras de apoyo, incluidos tanques para aceite. Las empresas Sinclair, Houston, Chanute y Hardendorf también erigieron pequeños campamentos en el campo. La mayoría de los campamentos de Mammoth y Sinclair tenían agua, gas, electricidad y teléfonos, y el campamento principal de Mammoth tenía un sistema de alcantarillado. Los campamentos de las otras empresas solo tenían conexiones de gas, con agua disponible solo de bombas al aire libre.

La cantidad de estructuras sugiere que Mammoth podría albergar a unos 125 trabajadores, proporcionando vivienda familiar para 12 de los trabajadores. Sinclair Pipe Line Company podría albergar aproximadamente a 25 trabajadores más, asumiendo cuatro habitaciones por cabaña.

Intervienen el Congreso y los tribunales

Mientras tanto, en el Senado de los Estados Unidos, el senador demócrata Tom Walsh de Montana lideraba una investigación sobre el contrato de arrendamiento de Sinclair-Mammoth. Walsh sospechaba de la falta de competencia, del origen del contrato de arrendamiento en la oficina del secretario Fall y del acelerado gasto personal de Fall. A Walsh también le preocupaba que la política anterior de la Marina de conservación de reservas de petróleo se hubiera revertido tan rápidamente.

El 13 de marzo de 1924, los receptores designados por el tribunal federal tomaron el control del campo petrolífero Teapot Dome y detuvieron las operaciones de perforación, pero mantuvieron la producción de los pozos existentes. Las plataformas de perforación se trasladaron al almacenamiento en Casper y se despidió a muchos empleados. En el momento en que los receptores se hicieron cargo de las operaciones, se habían perforado 82 pozos y 60 pozos producían petróleo, gas o agua.

Continuaron años de discusiones en los tribunales y en la opinión pública. En octubre de 1927, la Corte Suprema de EE. UU. Confirmó una decisión de la Corte de Circuito de EE. UU. De que el contrato de arrendamiento de Teapot Dome se había obtenido de manera fraudulenta. El campo petrolífero fue devuelto oficialmente a la Marina el 7 de enero de 1928. Para entonces, la producción había bajado a 730 barriles por día, y la Marina volvió a su estrategia de conservación de almacenar el petróleo en el suelo.

La Marina tomó medidas para cerrar los pozos restantes y devolver todo el campo petrolífero Teapot Dome al estado de conservación. Esto resultó en el enlodado y abandono de casi todos los pozos de petróleo y gas en el campo petrolífero y la venta y remoción de la infraestructura y los campamentos. El cierre y las ventas pusieron fin al desarrollo inicial del campo petrolífero Teapot Dome.

En octubre de 1929, Fall fue declarado culpable de conspiración criminal, multado con $ 100,000 y sentenciado a un año de cárcel. Sinclair también fue juzgado. Curiosamente, fue declarado inocente de sobornar a Fall, pero fue sentenciado a 6 meses y medio por negarse a testificar y por desacato al tribunal. Edward Doheny, otro petrolero, fue juzgado por otorgar $ 100,000 en préstamos a Fall, pero aún más extraño, fue absuelto. Todo este episodio dañó permanentemente la reputación de Harding y contribuyó a que la reputación de su administración estuviera plagada de controversias y negocios turbios.


Escándalo de la cúpula de la tetera

En 1920, Warren Gamaliel Harding de Ohio ganó las elecciones como presidente de los Estados Unidos. El legado del presidente Harding en gran parte todavía está ligado al escándalo de la cúpula de la tetera. El escándalo recibió su nombre de los campos petroleros propiedad del gobierno en Teapot Dome, Wyoming. Las tierras petroleras en Elk Hills, Ca., también se incluyeron bajo el paraguas de Teapot Dome.

El resultado del escándalo del Teapot Dome fue la acusación de que el secretario del Interior de Harding, Albert Fall, había pasado por alto el proceso de licitación abierta al otorgar arrendamientos de tierras petroleras del gobierno a compañías petroleras privadas. La práctica de arrendar tierras petroleras del gobierno era común debido a la aprobación de la Ley General de Arrendamiento bajo el presidente Wilson.

Fall, quien había sido un senador muy respetado de Nuevo México antes de su período de dos años en Interior, supuestamente había enviado los contratos de arrendamiento a dos compañías petroleras a cambio de un regalo de $ 100,000. Al final de una larga investigación en el Senado y el juicio que siguió, fue declarado culpable de aceptar el soborno, sentenciado a un año de cárcel y multado con 100.000 dólares. Un petrolero pasó seis meses en la cárcel por perjurio y el otro fue absuelto de dar a Fall el soborno.


Escándalo de Tea Pot Dome - Historia

Within a few days after arrival of the ship at Pensacola, Doheny, Sr. arrived and visited the ship and a conversation with Captain John Taylor Robinson, its Skipper. By Robinson, what he thought of the Navy's handling of its oil reserves Doheny said "well it is being handled very well for the people you have for neighbors, but you were not going to have any property there in a very few years. Robinson later said that conversation from such a practical expert as Doheny had opened his eyes to the danger to the Navy from drainage by adjacent wells. In that conversation, something else must have been said for Doheny was detached within days from the ship on June 13, 1917 and assigned to duty in the Judge Advocates office in Washington, D.C. although he was not a lawyer. He spent the duration there.
Upon entry of the United States into the war, Doheny his family and his various companies did the patriotic thing, the Pan American Petroleum and Transport Co. and his Mexican Petroleum Company, bought two million dollars in Liberty Bonds, while Doheny Sr. and his family bought another 1.5 million dollars individually. More bonds were bought by Doheny and his businesses in subsequent Liberty Loan Drives. Doheny's companies also contributed one hundred thousand dollars to the war work of the Young Mens Christian Association while Doheny and his family contributed an equal amount. This patriotic generosity did not go unnoticed in Washington.
The war ended on November 11, 1918 and on November 17 Doheny was detached from the Judge Advocate's Office and sent to the submarine base in San Pedro, California to rejoin his family. He was released from active duty on January 14, 1919, but continued to participate in the Naval Reserve with the Lieutenant's commission until his murder on February 16, 1929. Civilian Life Upon release from active duty, Doheny joined his father's petroleum empire as a Senior Executive being a Vice President on the staff of the Petroleum Securities Corporation. He entered into the social life of Los Angeles becoming the President of the University of Southern California Alumni Association and was a great benefactor of the University and other causes, while his wife watched after a growing family. He enjoyed significant social contacts with the Los Angeles Athletic Club, the Los Angeles Country Club and membership on the boards of leading civic organizations. He became a trustee of the University of Southern California and was a generous contributor giving a two hundred thousand dollar endowment. The Washington Scene In 1920, there was a change in the administration in Washington. President Harding assumed the office and appointed various department officials. Edward Edwin Denby of Michigan and a former congressman was appointed by Harding to the Office of Secretary of the Navy. Denby, in turn, appointed Captain Robinson to head the Navy's Bureau of Engineering raising him to the temporary rank of Rear Admiral and placing him in charge of the Navy's Petroleum Reserve.
In the meantime, Albert Bacon Fall had become Secretary of the Department of the Interior and knowing Doheny's interests in acquiring additional domestic reserves began a scheme to have the petroleum transferred from the Navy Department to the Department of Interior under his control. Fall was pressured with financial obligations.
Earlier, President William Howard Taft had withdrawn the Public Lands for the use of the Navy in 1910 and by executive order created the Naval Petroleum Reserve consisting of 69,310 acres in the Elk Hills, Kern County, California and an additional 29,341 acres in the Tea Pot Dome area of Natoma County, Wyoming.
The Navy had converted from coal to oil burning ships by 1912 and the government wanted to be sure that petroleum reserves will be available if the commercial sources became scarce. Additionally, the availability of cheap government oil would act as a cap to extortionate prices charged by the commercial producers.
The fear of drainage from adjacent wells to Naval properties was a common fear and Secretary Josephus Daniels felt that under certain circumstances it may be necessary to lease parts of the Reserve. At his urging on June 4, 1920, Congress passed a law giving the Secretary of the Navy power to develop operate or lease parts of the Naval Reserve and giving him the power to sell or exchange petroleum products for the Navy, a small budget of half a million dollars was also appropriated for the project. By May 31, 1921, President Harding signed an executive order giving the Secretary of Interior, Fall, complete control of the Naval Reserves and a few weeks later Fall wrote to Doheny, "there shall be no further conflict with Navy officials" as he had told Denby, he would take complete charge, "he understands the situation and that I shall handle matters exactly as I think best and will not consult with any officials of any bureau of this department, but only with himself and such a consultation shall be confined strictly and entirely to matters of general policy".


Transfer of the petroleum reserves embittered powerful figures in the Navy Department. Fall decided to pacify he Navy brass by helping them deal with an old problem for many years the Navy had wanted to build petroleum storage depots at Pearl Harbor, Hawaii and along the Atlantic Coast, but with the downsizing of the Military Congress had denied these funds.
The Navy thought that it could fund the construction work with royalties from some small oil leases it had granted. Although that Congress demanded these royalties be deposited in the Treasury's General Fund, but in any event the storage depot project would cost two hundred million dollars which was more than the Navy's oil income.
Fall found a way around this suggestion that Navy take its royalties and certificates from the Oil Companies which could be used to pay for the construction of the depots, that is if more of the Naval Reserves were leased there would be enough money and certificates to pay for the construction of oil storage depots by the oil companies.
On November 28, 1921, Doheny signed a proposal to build the oil storage depot at Pearl Harbor in exchange for the Navy's crude oil. The very next day, Fall called Doheny and told him to go ahead and said the "loan" they had talked about was due.
Doheny then dispatched his son, Edward L. Doheny, Jr. and Doheny, Jr.'s employee and friend, Hugh Theodore Plunkett, to deliver the loan. The two men went to the brokerage house of Blair and Company withdrew one hundred thousand dollars in cash from Ned's account wrapped the money in paper and put it in a little black bag and took it to Fall in his apartment at the Wardman Park Hotel in Washington. Later Ned Doheny claimed that Fall had given him a receipt for the "loan".
On April 17, 1922, the government accepted Doheny's bid to build the Pearl Harbor storage facilities in exchange for its choice of any lease on the Elk Hills Reserve in exchange for building a storage capacity of 1.5 million barrels of fuel oil, he would receive 6 million barrels of crude oil. Later, another agreement was made by which Doheny agreed to build oil storage tanks and build a refinery in San Pedro, California (the Port of Los Angeles) and build a separate pipeline from the Elk Hills in Kern County, California southward to San Pedro in exchange for which Doheny got the right to lease the entire Elk Hills Reserve for 15 years.
The oil in the ground at Elk Hills was estimated at between 75 and 250 million barrels being worth at least one hundred million dollars. Fall signed the contract on December 11, 1922. This undoubtedly a sweetheart deal and within a matter of months indictments were issued. Congressional hearings were held and indictments were issued against Albert Fall, Doheny and Harry Sinclair (Standard Oil of Indiana and a beneficiary of the Tea Pot Dome lease hold).
The first civil case, to rescind the Doheny oil lease contracts came to trial on October 21, 1924. This was Admiral John Keeler Robinson, Ned's former Commanding Officer who portrayed the whole thing as a patriotic project to ensure that there was fuel for the Pacific Fleet. He said that Doheny had told him that his company would bid on the construction of the storage facilities and "what is more, I will tell you admiral", said Doheny, "If you get a bid from me or my company it will be one that won't involve one cent of profit to me".
One of Doheny's lawyers laid it on thick, "America can sleep tonight secure from danger of being overrun by a Mongol country because the patriotism of such men as E. L. Doheny, Edwin Denby and Admiral John K. Robinson and their work in establishing a great Naval base in Hawaii. These men have been humiliated and vilified because they endeavored to save you and me and our country".
The civil trials were followed by criminal trials against Doheny and Fall. Fall was convicted of accepting a bribe.
Doheny was represented by lawyer Frank Hogan, a successful criminal attorney, who once remarked the ideal client is a rich man who was scared. Doheny paid Hogan $1,000,000 for his work on the case and he succeeded in having Doheny acquitted, although Fall went to jail.
Summation: The close of the case was a masterpiece of forensic showmanship. He made an emotional appeal to the jury portraying his client as a pioneer or prospector or patriot and pointing to Ned Doheny, he declared, "That old man offered that young man's life upon the alter of patriotism. He went on the ships of war over the turbulent and submarine infested oceans in his country's service." He reminded the jury that Ned was an only son, "and you are asked to believe that when Edward L. Doheny near the end of his life corruptly intended to bribe Albert B. Fall, a Secretary in the Cabinet of Warren G. Harding, he deliberately and purposely used as an instrument, therefore his son, the pride of his youth, the hope of his maturity, the solace of his old age!! And yet, unless you believe that, you cannot believe there was a bribe. You cannot believe that there was a criminal mind and a corrupt heart motivating this thing you cannot believe in all the labored argument of our opponents. Do you believe that man is a crook? If he's a crook, convict him. But can you believe that his mind was so corrupt that he conceived bribery and that he had fallen so low that he selected his own son, whom a few years before he had given to the Navy, as an instrument of his bribery. Now Doheny says to you from the grave that which in life he said from this very witness stand. This indictment charges that young Doheny was a briber. Can you believe that? Can you believe that a man who a few years before had offered his only son to his country and fallen so low that he took him, the expected solace of his old age, and made him an instrument of his bribery? It isn't human to believe it!"


Doheny was acquitted in less than one hour after the jury was charged.
The United States Supreme Court handed its decision on October 11, 1927 declaring that the leases had involved fraud and were therefore rescinded as void. However, Sinclair and Doheny had to return to the government the Navy's Reserves at Tea Pot Dome in Elk Hills along with over 24 million dollars from Doheny's Pan American Petroleum Company and 500,000 dollars from Sinclairs Mammoth Oil Company. That ended the civil suits. Plunkett's Role Theodore Plunkett was born in Kansas and worked at a job changing tires in service stations. When World War I broke out, he served as a machinist on a submarine chaser. Returning from the War he went to work for the Doheny's and became a "secretary" of Ned Doheny. He was involved in many of the family's financial affairs and was a trusted gopher. He was given to nervous breakdowns and had been hospitalized at the Doheny expense.
At the time of the trial, Doheny, Sr. was still facing a trial in the criminal court for bribing Fall. Doheny knew that if Fall, who would be tried first were found guilty, he would have to convince the jury that he had not given the bribe that Fall had already been convicted of accepting. The case could be expected to hinge on the testimony of Ned Doheny and Hugh Plunkett who had actually delivered the money in the black bag. Obviously if Plunkett was diagnosed as psychotic and residing in sanatorium, Plunkett could not be called to testify about the bribe to Fall. Even if he were out of the institution, the testimony of a man with mental problems would lack credibility. Doheny, Sr. brought his friend and physician, Dr. Fishbaugh, who attempted to convince Plunkett to enter a sanatorium. That same day Mr. and Mrs. Doheny visited Plunkett at his apartment at Greystone in an attempt to convince him to enter the sanatorium and there was an argument. Later that evening when Plunkett showed up at the Doheny mansion. Ned decided the time had come to put him in a mental institution. The Los Angeles Times account said it was because of Ned's inability to quiet the mad man and his belief that a showdown on the plan to have Plunkett placed in a sanatorium for rest should be had then that caused Doheny to put in a hurried telephone call for Dr. Fishbaugh who later received the message at a Hollywood Theater.
On the evening of February 18, 1929, something happened. Plunkett apparently shot Ned to death and turned the gun on himself. There was apparently cover ups by the family physician and a delaying in reporting the events to the police department, with contrary reports of what really transpired.
Both Ned and Plunkett were the apparent victims of Old Man Doheny's ambition. It is with a bit of irony that the Teapot Dome Scandal caused Fall to be convicted of accepting a bribe and that Doheny Sr. was found innocent of offering to bribe. Search our Site!


Escándalo de la cúpula de la tetera

The presidential administration of warren g. harding, from 1921 to 1923, was characterized by scandal and corruption, the most controversial of which was the Teapot Dome oil scandal.

Conservation was a popular cause throughout the first quarter of the twentieth century and was encouraged by various presidents. As a result, several oil reserves for the exclusive use of the U.S. Navy were established in Wyoming and California. The oil was kept in storage places called domes, one of which, located near Casper, Wyoming, was christened Teapot Dome due to a rock formation in the area that resembled a teapot.

Although many politicians favored the establishment of the oil reserves, others believed they were superfluous. One opponent of the oil policy was Senator Albert B. Fall of New Mexico, who sought to make the reserves accessible to private industry.

In 1921, Senator Fall was selected as secretary of the interior in the Harding cabinet. Authority over the oil fields was transferred from the Department of the Navy to the interior department, with the consent of Edwin Denby, Secretary of the Navy. Fall was in a position to lease the oil reserves, without public bidding, to private parties. In 1922, Harry F. Sinclair, president of the Mammoth Oil Company, received rights to Teapot Dome, and Edward L. Doheny, a friend of Fall and prominent in the Pan-American Petroleum and Transport Company, leased the Elk Hills fields in California. Fall received approximately four hundred thousand dollars in exchange for his favoritism.

Senator Thomas J. Walsh of Montana initiated a Senate investigation of the oil reserve lands at the recommendation of Senator robert m. lafollette of Wisconsin. Eventually, the U.S. Supreme Court declared the leases inoperative, and the oil fields at Teapot Dome and Elk Hills were returned to the U.S. government.

Sinclair served nine months in prison for contempt of court, but both he and Doheny were found not guilty of bribery. Fall, who had left the cabinet in 1923, was found guilty in 1929 of accepting bribes his punishment was one year in prison and a fine of $100,000. President Harding died in office in 1923, never aware of the notoriety of his administration.


Ver el vídeo: History Brief: The Ohio Gang and the Teapot Dome Scandal (Agosto 2022).